¿Cómo funciona?

Paso a paso, a continuación te mostramos todo lo que podrás hacer con Tarj Eat y lo fácil y rápido que podrás comenzar a repartir tus tarjetas de fidelización entre tus clientes.

1. Créate una cuenta

Dinos quién eres y cual es tu negocio, en menos de 3 pasos ya formarás parte de Tarj Eat y podrás comenzar.

¡Bienvenido a Tarj Eat!

2. Crea tu tarjeta

Ya ha llegado el momento, crea tu tarjeta. Solo tendrás que elegir colores, subir tu logo y decirnos las condiciones de tu plan de fidelización.

¡Podrás ir viendo el resultado en tiempo real!

3. Compártela con tus clientes

Es lo más importante. Una vez la tengas creada podrás compartirla con tus clientes. Puedes imprimir un código QR para colocarlo en las mesas o donde tú quieras. También puedes compartir el enlace de tu tarjeta en tus redes sociales favoritas.

¡Listos para fidelizar!

4. Edita tu tarjeta

En cualquier momento podrás editar, borrar o crear nuevas tarjetas de fidelización. No pasa nada si no aciertas a la primera, siempre podrás revisarlo.

¡La práctica hace al maestro!

5. Accede a información de tus clientes

Conoce a tus clientes de primera mano para poder fidelizarles mejor. Podrás acceder a información de contacto de tus clientes y generar bases de datos para tus campañas promocionales.

¡La información es poder!

6. Controla a tus empleados

Decide a quién le concedes autorización para sellar las tarjetas de tus clientes. También podrás llevar un control de cuántos sellos están concediendo tus empleados para evitar así «malentendidos».

¡Tú estás al mando!

7. Valida los sellos de tus clientes

No puede ser más simple, cuando tengas un empleado dado de alta, este, tendrá una contraseña de 4 números que introducirá en su teléfono móvil cuando un cliente le pida que le valide un sello. Esta acción se realiza simplemente leyendo el código de barras de la tarjeta de fidelización que cada cliente llevará en su móvil.

¡Fideliza clientes con cada sello!

8. Analiza a tus clientes de un vistazo

Descubre de un vistazo el uso que hacen tus clientes de tu tarjeta de fidelización. Comprueba también de forma sencilla el perfil de tu cliente: de dónde viene, qué edad tiene, qué género, que tipo de móvil…

¡Una imagen vale más que mil palabras!